La vivienda colaborativa que queremos crear tendrá las siguientes características:

  • 20 alojamientos individuales privados con capacidad para dos personas, adaptados a las necesidades de las personas mayores, de unos 60 m2 útiles más terraza, integrados por dos habitaciones, sala de estar, cocina, baño geriátrico y aseo.
  • Zonas comunes para las actividades de ocio y de mantenimiento de las capacidades físicas y cognitivas, y espacios que faciliten lugares de encuentro y de convivencia entre todos los residentes.
  • Servicios comunes: Comedor, limpieza, lavandería, etc., que faciliten la vida diaria y promuevan hábitos saludables.
  • Zonas verdes diseñadas como espacios saludables y de interacción, que contribuyan al bienestar. Trataremos de integrar edificio y jardín.
  • Accesibilidad y diseño universal de toda la instalación para las personas con movilidad reducida.
  • Confortabilidad y sostenibilidad: Construcción bioclimática y ecológica.

Servicios de promoción de la salud, y atención a las situaciones de dependencia.

VIVIENDA COLABORATIVA

Comunidad autogestionada para afrontar conjuntamente los retos del envejecimiento.